Main Article Content

Cuando decimos organización siempre asociamos a esa palabra la palabra “función”. De ahí que tendamos a definir a las organizaciones por sus funciones y a comprenderlas por sus funciones.

De ahí que la palabra mágica metodología sea: “¿para qué sirve la organización?” y que, en resumen, estemos ante metodología “finalista”.

Sevilla García, A. M. (2011). Metodología para estudiar organizaciones y su desarrollo. Cuadernos De Administración, 3(4), 21–29. https://doi.org/10.25100/cdea.v3i4.359